Un poco de mi.

Mi prosa, concisa, quizás confusa pero precisa, sin prisa, con duende, con musa; preciosa.

13.2.11

Ahora vuelves a dividir mi alma, me duele cada vez que respiras.
Me duele que te acerques, que me quieras, que me mires. Me duele tu saliva.
Me duele que vengas para no quedarte.
Me duele el frío, así que vamos a perderemos bajo nuestro edredón de colores.

¿Qué mierda me habrás dado que me hace tan feliz?

2 comentarios:

  1. Precioso :)
    el dolor no tanto...

    ResponderEliminar
  2. Y es que dicen que el amor duele
    (Me encanta esa canción de Miss Caffeina)

    ResponderEliminar